sábado, 29 de octubre de 2016

Hedowichi Rulomaki, gracias por todo

Hay decisiones difíciles, que cuestan mucho de tomar y que por ello te retuerces todo lo posible. Hasta que llega el momento de rendición porque ves que por más que haces o intentas ir por ese camino, los obstáculos ya son insalvables. Hoy es el momento de un compañero de muchos años: hoy publico la última entrada de este blog.

He conocido a mucha gente y me ha permitido hacer actividades inolvidables, con lo que no es una decisión tomada a la ligera. No, se ha meditado todo lo posible y como indico en el primer párrafo: se ha intentado solventar todo lo posible.

Esta aventura la empecé primero por moda al tener todos blogs. No encontró su sitio esta bitácora y fue una experimentación constante, hasta que en 2011 cuando vi la fuerza de los blogs decidí que quería ser una cronista. Pero no por hobby: quise que mi profesión y medio de vida pudiera estar relacionado con este espacio.

Es un camino duro, que no hay resultados inmediatos y que se necesita el apoyo del entorno. En mi caso no lo tuve y desde un principio he tenido que luchar contra el "es una tontería, por favor dedícate a algo de provecho realmente". En toda mi existencia siempre he sucumbido a este pensamiento de otros, pero en esta ocasión dije no y he ido remando a contracorriente. Aunque cansa, los pequeños pasos obtenidos han ido mereciendo la pena y me han servido para seguir esperando ese "clip" que lo cambiaría todo.

Desgraciadamente, este hecho no ha llegado. Es cierto que empiezo a tener la presencia suficiente y que como influencer se me va valorando, pero no como blogger, si no que está siendo por las redes sociales y por los canales YouTube. Este hecho ha ido haciendo que me centre en estos ámbitos, perdiendo la ilusión de ponerme delante del ordenador para escribir. Lo he ido haciendo por hobby, pero ahora realmente no me motiva y no veo sentido el realizar escritos por este lugar.

¿Voy a dejar los mundos cibernéticos totalmente? Es una cuestión que aún no puedo contestar. Este noviembre vuelvo al mundo laboral al menos durante seis meses y este hecho va a ser el determinante. Si puedo mantener los canales y los otros dos blogs (Universo Agapornis y el de Hedwig Kudo) mi intención es hacerlo, pero si me es imposible lamentablemente sí creo que mi parte de influencer deberé dejar de realizarla. Como no me gusta adelantar acontecimientos, os animo a estar pendientes del canal Hedowichi Rulomaki y lo iréis sabiendo a medida que vayan sucediendo las cosas.

Por el momento es el fin de este blog, al cual le agradezco su existencia y todo lo que me ha traído. Pienso guardarlo todo muy bien y no olvidarme de las enseñanzas que he tenido con él. Y por vuestra parte, espero que sigáis mi actividad en los proyectos aún vigentes.
Blog Hedwig Kudo